Archivo mensual: noviembre 2017

¡¡¡RIIINNNGGGG!!! por: Dra. Daniela Jakubowicz

desayuno-1

¡¡¡RIIINNNGGGG!!! Suena el despertador y el Cerebro empieza a preocuparse: “Ya hay que levantarse y nos comimos todo el combustible”… Llama a la primera Neurona que tiene a mano y manda el mensaje de ver qué disponibilidad hay de Glucosa en la Sangre.

Desde la Sangre le responden: Aquí hay azúcar para unos 15 a 20 minutos, nada más’.

El Cerebro hace un gesto de duda, y le dice a la Neurona mensajera: De acuerdo, vayan hablando con el Hígado a ver qué tiene en reserva.

En el Hígado consultan la cuenta de ahorros y responden que a lo sumo los fondos alcanzan para unos 20 a 25 minutos’.

En total solo hay unos 290 gramos de Glucosa, lo que, alcanza para 45 minutos, tiempo en el cual el Cerebro ha estado rogándole a todos los santos a ver si se nos ocurre desayunar.

Sigue leyendo

Los médicos también curan con la palabra.
Diario La Prensa. Agustina Sucri

librooct17_bUn pediatra experto en oratoria describe en su último libro el poder terapéutico de la buena comunicación entre los profesionales de la salud y los pacientes. Una habilidad que se puede aprender y que los enfermos no deben dejar de esperar al ser atendidos.

Mirar a los ojos, sonreír, escuchar con atención… son cuestiones tan básicas de la comunicación humana que parece, en principio, una obviedad decir lo importantes que resultan a la hora de elegir en manos de quién poner nuestra salud

Y, sin embargo, junto a los grandes avances en diagnóstico y tratamiento de enfermedades y las nuevas pautas que han fijado los sistemas de medicina prepaga, es posible advertir una deshumanización de la atención sanitaria: estas premisas elementales de la comunicación pasaron a un tercer plano.­

Corridos por los tiempos, la necesidad de completar formularios o, simplemente, por desconocer la trascendencia que tiene para un paciente lograr una buen diálogo con su médico, no son pocos los profesionales de la salud que parecen autómatas, sin registro del ser humano que se sienta del otro lado de su escritorio.

Leer la nota completa: Los médicos también curan con la palabra