DISCURSO DE DESPEDIDA DE LA CUARTA PROMOCION
DE MÉDICOS RECIBIDOS EN LA UNIVERSIDAD
CATOLICA ARGENTINA (UCA)

IMG_4177FUIMOS INVITADOS,POR EL ACTUAL PROFESOR EMÉRITO DE DICHA CASA DE ESTUDIOS: DR HUGO ALUME.

EL DR. ALUME ES EL FUNDADOR Y DIRECTOR DE LA CARRERA DE MEDICINA DE LA UCA. ACTUALMENTE EL DECANO ES DR. MIGUEL SCHIAVONNE.

LES QUEREMOS COMPARTIR LAS EXCELENTES PALABRAS DEL PROFESOR DR. ALUME QUIEN FUERA OVACIONACIONADO AL FINALIZAR SU DISERTACION.

Agradecimientos. a la Sra representante, Vice rectora …. A los miembros del Consejo.

A los profesores y personal administrativo y no docente.

Y especialmente al Sr Decano, Dr. Miguel Schiavone que me permite en mi despedida de Director de la Carrera de Medicina, dirigirme a los egresados de la cuarta promoción.

Colegas, Sras y Sres.

En mis soliloquios, elaborando las palabras para ésta circunstancia, me propuse evitar que el viejo médico que culmina su carrera, les hable como tal, a quienes inician un camino nuevo, lleno de proyectos y esperanzas.

Me pongo en vuestro lugar, cuando hace ya muchos años, descendía por las escalinatas de la Facultad de Medicina de la UBA tomado de ambos brazos de mis padres con el flamante título. Nos nutre el afecto y el amor de los seres queridos que contienen, protegen y alimentan nuestro orgullo e insuflan amor, que es la expresión distintiva de la medicina.

El Médico debe ostentar la virtud del amor hacia sus semejantes. Difícil y comprometida tarea. Desde luego no puedo sustraerme a mi condición de cirujano que ha surcado un poco más de medio siglo en este honroso menester. Y quiero compartir con Uds. Un mensaje de Guy de Chauliac, considerado el padre de la cirugía que vivió entre el año 1300 al 1370, siglo XIV: Les pido que hagan abstracción de la palabra cirujano y suplanten esa palabra por la de Médicos.

Un fragmento de su legado dice así.”El cirujano debe ser audaz en las cosas seguras y receloso en las cosas peligrosas, evitar todo tratamiento y toda práctica incorrecta; ser benévolo con el enfermo, considerado con sus colaboradores, prudente en los pronósticos y modesto, digno, gentil, compasivo y misericordioso.

No debe ser codicioso, ni cometer extorsión de dinero, sino que sus remuneraciones deben ser acordes con su trabajo, con los recursos del paciente, con la calidad del resultado y con su propia dignidad”

Cuesta remontarse al siglo XIV y comprender los alcances de la medicina de entonces y el formidable mensaje ético que transmite. Por lo tanto he indagado sobre la época para entender el sustento de sus formidables palabras.

Todo ha cambiado y nada ha cambiado, no obstante que el crecimiento del conocimiento es exponencial y las expectativas de vida han crecido ostensiblemente, pero el hombre, la persona enferma sigue deseando para sí , lo que propuso Guy de Chauliac hace más de setecientos años.Que vean detrás de él a la persona integral, no al enfermo

“Los que tenemos más ayer que futuro” desearíamos transmitirles nuestra experiencia, pero la experiencia es intransferible. Cada uno va a elaborar su propio destino, sus proyectos, sus ilusiones, su camino, en una profesión intensa y rica, llena de vicisitudes e imponderables, pero responderán fortaleciendo vuestros propósitos, enriqueciendo los conocimientos, madurando intelectualmente para afirmar la vocación y el sentido profesional de sus vidas.

“Para Uds los obstáculos deberán ser un estímulo.”

Entre las múltiples definiciones de la experiencia, hay una aplicable a nuestra profesión ” La experiencia es la repetición de hechos vividos” Es decir si uno registra acontecimientos y hechos singulares , si los incorporamos y fijamos, para acudir a ellos, ante acontecimientos similares ,podemos definir conductas y resultados, no caeremos en la vulgar frase que dice “el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma Piedra”

En la Filosofía Insistencial del padre Ismael Quiles,(1906-1993)jesuita, exRector de la Universidad del Salvador, los pilares de su filosofía de la interioridad del ser son:

Autocontrol,

Autodecisión

Autoconciencia

Ante situaciones imprevistas, enojosas o imperativas, las respuestas deben ser medidas y pensadas.

Definida la respuesta a la situación planteada, la decisión es adecuada y acorde y por ende una satisfacción a la propia conciencia y al deber cumplido.

Me voy a permitir en estos tiempos de discriminaciones, xenofobias, muros y exacerbación de odios, traer las palabras de Francisco, “El poder es Servicio”

Y recordar a mis ancestros, a través de los 4 irrevocables de la Sabiduría Árabe:

La Palabra que se dice.

La Piedra que se arroja.

La oportunidad perdida.

Y el Tiempo que se va.

Que hablan por sí mismo, dejando en cada uno de Uds. su interpretación.

En la historia de la medicina nunca dejó de engendrarse la dupla de Maestro y Discípulo, es inteligente poder discernir en vuestro camino la presencia de médicos honorables y sabios, que con sus ejemplos allanan el camino y despejan la hojarasca de conocimientos perimidos y la valoración adecuada de los nuevos aportes. Unirse a ellos, mostrarles preocupación, dedicación, interés, responsabilidad para crecer, para obtener alternativas y oportunidades.

El maestro simboliza aspectos encomiables de la medicina, y aún en situaciones de crisis donde las heridas de la Sociedad perturban,

Siempre existen, están ahí, si tenemos alerta los sentidos y la observación, para la orientación en situaciones complejas, para el consejo oportuno en momentos difíciles, para atemperar reacciones y para crear climas de respeto y amistad en el trabajo, cuyo objetivo humaniza.

Para los padres, los abuelos, los hermanos, los seres queridos, los amigos y los novios y novias, y los seres ausentes que los acompañan con sus sombras protectoras, nuestras felicitaciones y el orgullo de quienes con dedicación, esfuerzo y responsabilidad, han logrado su cometido llenándolos de satisfacción y alegría.

La Universidad, La Facultad de Ciencias médicas, sus autoridades, su claustro de profesores, el Hospital Britanico y su gente, el personal adsministrativo y no docente, La licenciada Susana Bueno y el nuevo Director de la carrera Dr. Hernán Seoane , y mi querida mujer Rosi,que vivió mis inquietudes, los envuelven en un fraterno abrazo y el deseo de un venturoso porvenir. Que Dios los proteja.

Dr Hugo Said Alume

Buenos Aires 05 de Mayo del 2017